Debate en Que Hacer sobre la necesaria unidad de los del coraje

Debate en Qué Hacer sobre la necesaria unidad de los del coraje

Felipe Pérez Martí

Movimiento Libertadores.

30 de Septiembre de 2021.

Ángel Lanoy envió este vídeo de María Corina Machado, recomendando verlo completo:

https://www.instagram.com/tv/CUcbWbHAWfO/?utm_medium=copy_link


José Gregorio Hernández (abogado de Anzoátegui) dijo:

El problema de María Corina es que quiere una acción armada y no se arma con nadie, no busca los medios para eso. Tampoco quiere elecciones, porque tiene poco apoyo popular.

Olga Díaz Díaz comentó:

Esa actitud de la señora Machado sigue siendo la que muestra desde hace muchos años. Siempre ha pretendido ser el eje alrededor giremos todos.

Ángel Lanoy respondió a JGH:

Eso es correcto. El bendito tema de las apetencias y ansias de poder dónde todos tienen su agenda y desde su perspectiva creen que es la mejor y bajo esa premisa pretendiendo imponerla sobre las otras sin entender que los otros desde su perspectiva tienen el mismo enfoque y que a su vez en conjunto ninguno entiende que en ese esfuerzo han pasado 21 años ninguno avanza ni capitaliza músculo social todo lo contrario y separados y con agendas diferentes las fuerzas de diluyen, no se han desprendido de los egos para colocarse en un nivel de conciencia superior que permita estar a la altura de las existencias de las necesidades reales y urgentes del tejido social.

José Gregorio Hernández dijo:

Pero esa es la naturaleza del hombre, no es nada nuevo. Para eso la democracia se inventó y el voto secreto es la solución a las diferencias. Mientras no consultemos a las masas no sabremos cual es su voluntad.

Ángel le respondió:

Sí, esa es la foto actual de la naturaleza humana en sentido general, sin embargo sin que suene idealista o raye en lo utópico quizás sean los paradigmas y esquemas mentales a romper dónde una sociedad más evolucionada obviamente integrada por humanos de conciencia más evolucionada estén por encima de este nivel de conciencia actual de estos "líderes" para que en algún momento de la historia exista sino una democracia perfecta porque tal vez no existe si una más perfectible y justa, o será que el destino del hombre es su involución y autodestrucción? Creo que ese no es el orden natural de las cosas, ni del principio de la vida en términos absolutos.

Le comenté a Ángel Lanoy:

Cierto, Ángel. Pero en las organizaciones de la sociedad civil, incluso en los partidos emergentes, también hay egos exacerbados. Realmente un nivel de ego es aceptable. Pero si es muy alto, desbarata todo, y terminamos sin sumar fuerzas. Por eso en el Pacto Republicano requerimos Amor como condición indispensable. Lo ponemos de manera explícita en cada trufa blanca, por ejemplo:

https://www.quehacer.wiki/wiki/Camacuro_Araujo_un_polic%C3%ADa_de_los_buenos


https://www.movimientolibertadores.com/doc/CamacuroTrufaBlanca.pdf

Le respondí así a José Gregorio:

Hola, José Gregorio. Lo de los egos como naturaleza del hombre es falso. Claro que es una cuestión de fe, pero los cristianos creemos que el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios. Nada menos. El Amor personificado. Estoy convencido de que si no hay eso, no salimos de esto. Pues es una lucha entre el bien y el mal. No solo una lucha "política". Claro que la democracia verdadera va ser fundamental. Pero esa democracia viene realmente de una concepción espiritual cristiana, como hemos explicado. Aunque quienes ejerzan esa democracia verdadera no lo sepan, no hay problema.

Ángel me respondió al comentario sobre lo que él dijo:

Así es Felipe. Es que la denominada Sociedad Civil está integrada por personas que como dices en mayor o menor grado tienen sus egos. Claro hay un detalle, la sociedad civil que integra 8 actores políticos, entendiendo a la política como la actuación en el campo de lo público, los cuales son empresarios por medio de sus cámaras, sindicatos, gremios profesionales, universidades, iglesias, ONG, líderes comunales y partidos políticos de estos ocho, los siete anteriores por lo general luchan por reivindicaciones sociales, los únicos que luchan por alcanzar el poder son los partidos y organizaciones políticas, el resto al igual que el tejido social busca influir por medio de la participación ciudadana sobre el poder pero no lo busca persé para gobernar, ese es un objetivo exclusivo de los partidos de tal manera entonces que es allí donde radica el asunto, es la piedra angular pues desde el poder y con el poder es que se generan los cambios

Rafael Castro García comentó a esto:

Interesante para la reflexión

Alejandro Bustamante le comentó esto a Ángel:

Si, Ángel. Hablas de 8 actores políticos en la sociedad. Pero, al vivir en sociedad cada uno de nosotros, los ciudadanos, es un actor político. Es la esencia de la ciudadanía, la vida en la polis.

Además de derechos y deberes, que es el enfoque legalista, está la facultad de participar y de ejercer acciones para influir en el curso y la organización de la vida social. Esta es la faceta política.

Esto último implica poder y es el que frecuentemente pasa desapercibido. Es el poder de la ciudadanía organizada. Nosotros somos los que delegamos nuestro poder en los partidos políticos. Tristemente, lo que ocurre es que no estamos conscientes y renunciamos a ese poder o lo entregamos irresponsablemente. En resumen, los políticos son nuestros servidores. Nosotros, los ciudadanos, somos el principal y ellos el agente. Es decir, podemos empoderarlos para realizar acciones por nuestra cuenta, y en nuestro interés.

Entonces, tomemos consciencia, organicemos y retiremos el poder (incluso con la fuerza) a quienes lo detentan abusiva e ilegítimamente, y otorguémoslo inteligentemente a quienes han demostrado capacidad, coraje y vocación de entrega al ciudadano

Saludos


Le respondí así a Ángel Lanoy, luego de estar de acuerdo con el comentario de Alejandro:

Hola, Ángel.

Tienes razón en que, en una democracia normal, los miembros de la sociedad civil no tienen porqué estar coordinados entre sí, o con partidos políticos. Pueden ser egoístas. Cada quien por su lado.

Sin embargo, en una dictadura es cierto el principio de que en la unión está la fuerza, pues hay un enemigo común. La unión es por el poder político, y esa unión incluye a la sociedad civil independiente, aunque no luche por posiciones de gobierno, sino por cambio de gobierno, para que los partidos ocupen las posiciones que les corresponde de acuerdo a su función, y de acuerdo a las preferencias de los ciudadanos, quienes los eligen para representación.

Ahora, en Venezuela, la unión, imprescindible, no es entre “la oposición” frente al desgobierno. Es entre los honestos, pues el enemigo son los corruptos, del color que sean. La razón ese que padecemos una enfermedad que implica que los caza-renta capturan a los políticos opositores claves también.

Y, más aún, como la correlación entre la estrategia del coraje y la honestidad es tan grande, la unión es entonces entre los del coraje.

Estas cosas tienen un sólido fundamento teórico y empírico, y las hemos mencionado y argumentado mucho.

Es más: la lucha es no solo contra el desgobierno y demás corruptos en el corto plazo. Es contra el sistema, que implica una lucha larga, como hemos explicado. Por ejemplo aquí:

https://www.quehacer.wiki/wiki/El_Pacto_de_Punto_Fijo_y_como_aprovecharlo_y_actualizarlo_con_un_Pacto_Republicano


En conclusión, hay que unirse para sacar a los enemigos, en una alianza de largo plazo. En el documento del Pacto Republicano hemos explicado porqué ese clave que la sociedad civil independiente sea parte de ese pacto (pronto sacamos lo de la Consulta, pues ya sabemos cómo nos traicionó la falsa oposición):


https://www.movimientolibertadores.com/doc/GPSresumenv13.pdf


De hecho, fue la falla principal del Pacto de Punto Fijo, que era de partidos solamente. La sociedad civil se une en un mercado político cuando hay políticos nocivos, para boicotearlos. Lo mismo que los consumidores en un mercado cuando hay un producto venenoso.

Es lo que está pasando aquí.

Y esa unión requiere deponer los egos. Es el punto. No hay excusa para no ir unidos, pues, de nuevo, en la unión está la fuerza. Es lo que le hemos dicho a María Corina y a Ledezma, por ejemplo, y debemos decirlo también a las organizaciones de la sociedad civil. La unión ese entre partidos adecuados (del coraje), sociedad civil independiente, militares, policías, y comunidad internacional. Todos del coraje. Unión cívico-militar-político-internacional, como se explica en el documento, para corregir las fallas del Pacto de Punto Fijo, y aprovechar sus virtudes. Esto es tan importante, que no unirse es sinónimo de estar con el enemigo: de palabra se condena al enemigo, y hasta se condena a otros por no estar unidos, pero no se hace el esfuerzo propio que le toca para lograr la masa crítica.

Les debo un artículo técnico sobre el aspecto del ego que tiene que ver con la miopía. Ahí se vería claramente que cierto nivel de ego es aceptable. Lo que es rompe grupo es el ego exacerbado, como habíamos dicho y en lo cual había consenso. Los egos destruyen la unión imprescindible, y por eso es tan importante exigir Amor en el Pacto, como comenté. De nuevo, ese Amor no tiene que ser totalmente puro y fuerte: un nivel de ego es aceptable si no es rompe grupo, y a pesar de eso se aporta, se suma, que ese lo que se requiere, y no se resta, que es lo nocivo.

Cordialmente y pendientes, a ver qué tal,

Felipe

Ángel Lanoy respondió:

Estoy de acuerdo 👍🏻


Para finalizar, ante el comentario de Alejandro Bustamente, Ángel Lanoy respondió:

Buenas tardes Sr. Alejandro, gusto en saludarlo, en realidad lo que hago es mencionarlo, quien lo hablaba como estructura del sistema político Venezolano era Andrés Eloy Blanco Meaño y cuyo esquema desde los años 40 sigue vigente aún, quizás con pequeños cambios por los que comparten su visión como un referente para definir la estructuración de dicho sistema.

Lo que usted plantea resulta cierto desde un punto de vista, del ejercicio de la ciudadanía como individuo, sin embargo, como actor político de la sociedad civil un individuo no es sociedad civil, es tejido social, este individuo en su libre derecho de asociación debe integrarse o conformar una organización para ser parte representativa de la denominada sociedad civil en la figura de cualquiera de sus actores.

Respecto a la polis que sería harina de otro costal, ni siquiera en la antigua Grecia existía equidad y justicia pues solo los "ciudadanos" tenían derechos, los metecos y esclavos no los tenían, incluso en el siglo XX con la Constitución del 61 existían derechos pero la exclusión de los ciudadanos y de la sociedad civil era evidente en la toma de decisiones importantes para el país, un solo actor los partidos políticos eran los únicos con derecho a decidir en las decisiones importantes en el campo de lo público, en los intereses del colectivo ciudadano, el sistema construido se diseñó como para que el  ciudadano fuese útil nada más para votar, dependiente de un ungido que era quien tenía la capacidad de pensar y  decidir como si los ciudadanos fuesen discapacitados mentales y el resto de la sociedad civil relegada de diversas formas, siempre con la pretensión de tenerlas subordinadas como con una especie de colonización sobre los otros actores por un solo actor político los partidos con fines de control y poder.  Hoy día la desvinculación del tejido social y de la sociedad civil con los partidos es más que evidente y abismal. 

En el deber ser el enfoque legalista que usted Plantea es el que debería existir, pero la realidad es otra, tenemos a un ciudadano en quiebre psicológico y físico, producto de un sistema diseñado para tal fin, ingeniería social para someter, controlar y dominar a las masas.

Ciertamente esa es la vía, el empoderamiento ciudadano que no es una acción, ni una actividad, sino un proceso, que implica en 1ra instancia sacar al ciudadano del quiebre psicológico y físico, luego formarlo para que luego se empodere, se organice y ejerza su poder, lamentablemente este proceso eso depende de la persona, se le pueden ofrecer las herramientas pero la última palabra la tiene el ciudadano, no puedes ayudar a quien no entiende o no desea dejarse ayudar, así que el tema es complejo y con muchas aristas.

Por último eso que usted plantea como resumen y reflexión, lo comparto y es el paradigma a romper, que el tejido social comprenda el poder que tiene en sus manos, que entienda que el es el mandante, que este claro de qué a quien escoge para delegarle su poder para que lo represente, es el mandatario y por consiguiente un servidor público, su servidor, quien en el deber ser debe trabajar para los intereses ciudadanos y su calidad de vida. Se deben revertir los roles actuales, están invertidos, pues los que ostentan el poder se sirven del ciudadano y del erario público el cual se lo roban, en lugar de administrarlo eficientemente para generar esa calidad de vida que anhelamos todos los venezolanos.

Alejandro respondió:

Su palabra vaya por delante, Sr. Ángel. Gracias

Ángel Lanoy le dijo:

Gracias a Ud. Sr. Alejandro. Feliz tarde 👍🏻


Y quedaron de acuerdo. Todos quedamos de acuerdo, como se ve.

En mi opinión, muy nutritivo el debate. ¿Ustedes qué piensan? ¡Hay que unirnos!


Cordialmente y pendientes, por si tienen comentarios o iniciativas para la unidad y conversar sobre el tema, pues serán bienvenidos, siempre con los requisitos de la honestidad y la estrategia del coraje,

Felipe